La epidemia de polio de 1956.






   

la epidemia de polio de 1956

   


Tiempos de la Revolución Libertadora, con Aramburu como Presidente. Verano de 1956 que quedará marcado a fuego en la memoria de los argentinos, por la epidemia de poliomielitis. Las cifras hablan de más de 6 mil afectados, con compromisos motores respiratorios severos. Sólo en Buenos Aires se producen 2.200 muertes de las 3 mil víctimas que se cobró la epidemia, la mayor parte niños. 

Argentina no contaba con equipos preparados para afrontar el brote. Especialistas de Harvard vinieron a entrenar a los médicos argentinos, algunos de los cuáles fueron a estudiar a Estados Unidos para traer los conocimientos con los que derrotar a la enfermedad y rehabilitar a los enfermos sobrevivientes. 

Mientras la enfermedad atacaba a los niños, la población se reunió en tareas de limpieza de la ciudad, movidos por la creencia de que el "virus está en el aire". Espontáneamente, se coordinaron tareas de limpiezas de baldíos y calles. Lavandina y acaroína, para limpiar los umbrales y las calles de Buenos Aires. Los vecinos pintaban las paredes y los árboles, con una mano de cal. Las bandas blancas, en los troncos de los árboles porteños, se mantuvieron muchos años después, cuando la enfermedad ya había pasado al olvido con los planes de vacunación obligatoria. 


volver arriba